Pyongyang © 2003,2005 by Guy Delisle and L`Association. Publicado por Drawn and Quaterly.

Pyongyang

Pyongyang de Guy Delisle es como un diario de viaje solo que en este caso el viaje no es de placer, es un viaje de trabajo pero más que nada es un viaje de experiencias a uno de los países más cerrados a las miradas extranjeras, Corea del Norte.

Enviado por sus jefes franceses a supervisar la maquila de un proyecto de animación, Guy Delisle, narra su estadía en Pyongyang, capital de Corea del Norte, a partir de que llega al aeropuerto en donde conoce a su guía quien lo acompañara en todo momento en lugares públicos, su primera visita aún antes de llegar a su hotel y no por que él así lo haya decidido es ir al punto más alto de la ciudad donde se encuentra una monumental estatua de Kim Il-Sung     fundador y padre de la nación, declarado presidente perpetuo de Corea del Norte por mandato constitucional, es decir que aunque murió en 1994 sigue siendo presidente, ¿que tal?, este será el inicio, de muchas de las vivencias que tendrá durante los dos meses que estará en ese país, hospedado en un hotel reservado para extranjeros que difícilmente llenan un piso de todo el edificio, en el estudio de animación se le asignara un interprete que lo ayudara a comunicarse con la gente a quienes viene a supervisar, aprenderemos que ningún extranjero puede tomar un taxi si no va acompañado de su guía y que ningún coreano puede tomar un taxi después de las 10 de la noche si no va acompañado de un extranjero, que durante la noche se apagan todas las luces de la ciudad y lo único que brilla en esa oscuridad es la llama de un monumento erigido en honor del padre fundador por su hijo, Kim Jong-Il, que actualmente  es quien gobierna este país , una dinastía comunista, durante su tiempo de descanso convivirá con otros extranjeros en la sede de las naciones unidas , uno de los pocos lugares donde puede estar sin chaperones en una aséptica ciudad regida por las omnipresentes imágenes del fundador y su vástago,  en donde no hay minusválidos o mejor dicho personas con capacidades diferentes ya que todos los norcoreanos nacen todos sanos y fuertes, donde muchas personas son “voluntarias” en las tareas de limpieza y mantenimiento de la ciudad, donde las novedades en el menú de los restaurantes están regidas por alguna conferencia o reunión internacional que se lleve a cabo ,  tal vez todo esto parezca un poco triste y pesimista y lo es pero Delisle narra todas sus experiencias de una manera amena y divertida que nos permite atisbar aunque sea un poco la vida cotidiana de los extranjeros  y los nacionales en este cerrado país

Esta obra fue publicada originalmente en francés, Guy Delisle es de Quebec, pero ha sido traducida a varios idiomas incluidos el ingles y el español. La edición que leí es la publicada en ingles por Drawn & Quaterly en una esmerada edición de pasta dura. Si les interesa adquirir la versión en español y viven en España, ya que veo difícil adquirir esta edición aquí en México, la editorial que la esta publicando es Astiberri y ya van en la 3ra edición. En cuanto al dibujo creo que lo pueden ver en las imágenes adjuntas, simple y efectivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.
Required fields are marked:*

*